sábado , 7 octubre 2017
Home / 10 Curiosidades / Tips que pueden ayudarte si estas deprimido

Tips que pueden ayudarte si estas deprimido

Siempre has sido una persona alegre. Tenías muchos amigos, te sentías parte de un grupo de personas que te comprendían y siempre estabas dispuesta a hacer planes.

clip_image001[6]

Nunca te habías cuestionado nada en la vida, tenías todo lo que necesitaba y no esperabas que esto pudiese ocurrirte. Pero pasó. De la noche a la mañana todo a tu alrededor perdió el sentido y no sabía el motivo.

Pasaron varias semanas hasta que descubriste cuál podía ser el motivo y decidiste ponerle remedio. Tardaste tanto porque realmente no tenías ni idea de lo que te pasaba, no sabías si sería temporal, si era algo de tu cabeza, si tú misma estabas creando ese estado de tristeza.

Tuviste que recurrir a una profesional que te dio las claves para saber en qué estado me encontraba. Habías pasado meses en una depresión y no lo sabías.

Pero a ti no te va a ocurrir lo mismo. Descubre si estás deprimida o no y ponle remedio cuanto antes.

Cómo saber si estás deprimida o es sólo una fase

1. Observa tu primer pensamiento al despertar

Los sueños, las pesadillas, las sensaciones que tenemos tan solo despertar dicen mucho más de nosotros de lo que nos imaginamos.

Toma una libreta, esa será la libreta de tus sueños y pensamientos, y cada mañana, sin excepción escribe en ella lo primero que pase por tu mente tan sólo abrir los ojos.

No necesita ser muy profundo, ni tienes que estar consciente de lo que estás escribiendo, deja fluir tus emociones.

Entonces, al cabo de una semana, vuelve a leer lo que escribiste sobre ti. Puedes que no te reconozcas en lo que lees o incluso pienses que nunca hubieses imaginado ese resultado.

Haz esto durante el siguiente mes. Analiza tu evolución en las diferentes semanas y haz pequeños esquemas con los estados de ánimo, pensamientos y sensaciones que más se repiten en el tiempo.

2. Última vez que hiciste algo por ti

Si no piensas en ti misma de vez en cuando, es una mala señal. Tienes que reconocer qué es lo que te hace actuar de determinadas formas y cuáles son los motivos para ello.

No tener un plan de acción, hacer las cosas por impulso y dejar de buscar nuevas sensaciones que te emocionen o te hagan llenar tu vida, es un síntoma de que algo no va bien.

¿Desde cuando no te miras al espejo y te dices lo bonita que estás?

¿Desde cuando no vas a comprarte esa ropa que tanto te favorece, que te hace sentir especial?

¿Desde cuándo no haces algo por ti misma?

Si hace más de dos meses que no haces nada de estas cosas, puede que estés teniendo un pequeño comienzo de depresión y no lo sepas. Aún puedes ponerle remedio.

clip_image002[6]

3. Tus noches sin dormir

Puede que ya se haya convertido en una rutina pero, eso no significa que sea algo normal.

La falta o el exceso de sueño es uno de los síntomas más fáciles de reconocer en una persona que está empezando a tener una posible depresión.

Si duermes poco, no consigues conciliar el sueño cada noche, puede que estés preocupado por alguna cosa y, sin darte cuenta, le estés dando poca importancia.

También es posible el otro extremo, que pases los días cansada, con ganas de estar durmiendo constantemente, sin ganas de levantarte de la cama y sintiendo que nada merece la pena como para salir de ahí.

Tanto uno como otro son muy perjudiciales. Se convierten en una rutina de la que es difícil salir, de la que no consigues ver el fin, pues no lo tiene.

Tienes que marcar un antes y un después. Una decisión fuerte y sin pensar demasiado en las consecuencias. Es un corte, una marca, un cambio de concepción de lo que te está ocurriendo.

4. Responder a cómo estás

Cuando alguien te pregunta que tal te encuentras, cómo te va la vida, qué es lo que estás haciendo… en definitiva, cómo estás o cómo te sientes, no sabes muy bien como contestar.

Dudas y contestas sin tener ganas de hacerlo.

Estas respuestas te saldrán de forma natural. No las piensas demasiado, simplemente casi ni te apetece contestar a lo que te preguntan. No hay motivo para mostrar lo bien o lo mal que estás.

Mírate al espejo y respóndete a ti misma esa pregunta.

Si la respuesta es: no lo sé, no muy bien, más o menos, no tengo ni idea, estoy cansada o simplemente, lees esto y pero no me haces ni caso porque no te apetece, entonces puedes estar deprimida.

Depression

5. No tienes ganas de comer o te comes la nevera completa

Tu cuerpo te advierte de que puede que no estés en tu mejor estado. Nuestro organismo sabe cuando algo no va bien y te lo intenta decir de multiples formas, pero seguro que tú no lo quieres oír.

Puede haber dos síntomas muy claros. O pierdes el apetito por completo o no puedes parar de comer durante todo el día. Esas dos opciones son extremos que pueden generar peligrosos trastornos en tu vida.

El estrés, el desconcierto, la falta de emociones, son los principales motivos que harán que pierdas tu alimentación saludable.

También puede ser algo que vaya decreciendo o aumentando en el tiempo. Puedes tener muchas ganas de comer e ir poco a poco perdiéndolas.

O ir ganando peso por comer de todo a todas horas. Este te hará sentir peor y se convertirá en un círculo vicioso.

Comer demasiados estimulantes, chocolates, alcohol o no comer nada durante días es un daño a largo plazo. No estás cuidándote, es un completo sabotaje a tu propia persona.

Quieres hacerte daño e inconscientemente en la forma más fácil que encuentras.

Observa la evolución de tu peso. Si ganas, si pierdes o si te estás manteniendo constante durante los próximos días. Puedes ver cómo tu ropa se ajusta a ti o deja de hacerlo.

6. No consigues concentrarte en nada por más de 10 minutos

Esta es la comprobación de que tu mente también se encuentra agotada y no puede mantener la concentración durante largo tiempo. Es posible que incluso no lo consigas hacer ni durante 2 ó 3 minutos.

Es normal, te está avisando.

La capacidad de concentración de una persona depende de muchos factores pero uno de los más importante es la salud mental.

Si no consigues estar en perfectas condiciones puede que se haga un poco complicado.

Te distraes con cualquier cosa, sólo pasas horas viendo las redes sociales, viendo como otras personas disfrutan de la vida y tú solo consigues estar cada vez más deprimida.

Sensación de agobio, de tristeza, de malestar, de no encajar en ningún lugar, de no tener nada que contar a nadie, ni ganas de hacerlo… pueden ser algunos síntomas que tienes que observar.

7. Todo va muy lento a tu alrededor

Parece que el tiempo se ha parado. Los minutos se hacen eternos, el reloj parece tener un complot contra ti y no deja que esos momentos amargos pasen.

Esos eternos minutos dejan de ser productivos.

Te quedas mirando al vacío, todo lo que ocurre a tu alrededor se hace invisible. Te hablan, te intentan sacar de ese ensimismamiento en el que te encuentras, pero sin resultado.

Te cuesta trabajo contestar preguntas. Varios minutos hasta que sabes algo que quieres decir, aunque la mayoría de las veces pierdes el interés y te quedas en silencio.

Si todo eso no te importa, si la gente ha dejado de tener repercusión en lo que piensas o en lo que haces, puede que estén entrando en este círculo depresivo.

No es el reloj lo que se ha parado, son tus ganas de hacer cosas, de ilusionarte por un futuro, de hacer planes y de trabajar para cumplirlos. Eso no es positivo y cuanto antes le pongas remedio, mejor.

About Yei Evolution

Mi Nombre es Yeriel Velez, soy un blogger al que le encanta el Béisbol, la musica, la publicadad y el Marketing. soy estudiante de administracion. Contacto: elrankiao56@hotmail.com Sigueme en Twitter / Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *