Sábado , 10 diciembre 2016
Home / Salud / Razones por las que no adelgazamos

Razones por las que no adelgazamos

Para adelgazar hay que evitar los errores que te impiden llegar a tu peso ideal.

size1_87496_not-losing-weight

FALTA DE SUEÑO

¿A quién le pasa?
Eres una persona deportista: entrenas cinco días a la semana y comes sano y ligero, pero… tienes poco tiempo para dormir y con seis o siete horas, como mucho, descansas. Pues es probable que la falta de sueño sea responsable de los cúmulos de grasa que no consigues eliminar. Cada vez hay más estudios que demuestran que dormir poco aumenta la ansiedad a la hora de comer y hace que comamos más calorías y más alimentos grasos. Por otro lado, la falta de descanso disminuye el rendimiento a la hora de  entrenar y eres menos eficiente para quemar grasas durante el ejercicio.

Aunque hay otra razón que aún no está demostrada:
La evolución podría habernos preparado para guardar más grasas de reserva en verano cuando los días son largos, así prepararnos para el largo invierno. No es que seamos osos para invernar, pero en los ’tiempos duros’ de nuestros ancestros, era necesario  aprovechar la abundancia de comida en verano para guardar grasas. Como en verano los días son más largos se duerme menos, nos quedaría una respuesta refleja y al dormir pocas horas se pondría en marcha el mecanismo para almacenar grasa extra.

¿Qué hacer para adelgazar?
Es sencillo pero difícil, hay que dormir al menos 8 horas, y más si entrenas duro. Es una cuestión de cambio de hábitos, vete a la cama antes de las 12 y si te levantas muy temprano, puedes dormir una horilla de siesta después de comer para recuperar el sueño perdido. Esto lo hacen la mayoría de los deportistas profesionales y no tienen un gramo de grasa extra, por algo será.

FALTA DE NUTRIENTES Y CALORÍAS

¿A quién le pasa?
Eres profesional de las dietas, experto en nutrición, calorías y menús ligeros. Pero… cada vez comes menos y no bajas un gramo en la báscula. Es más, engordas el día que te comes una hoja de lechuga de más. Seguro que estás rodead@ de personas como tu pareja, amigos, compañeros de gimnasio o trabajo que comen como limas y no sólo no engordan, hasta adelgazan cuando se lo proponen. El problema es que comer poco no adelgaza, llega un momento que tu cuerpo se acostumbra a vivir con lo básico y se pone a ralentí, gasta muy poquito porque comes muy poquito. Piensa que cualquier persona deportista necesita energía extra cada día, y se consigue con una alimentación completa que se adapte a su entrenamiento y actividad diaria. Si no estás comiendo lo suficiente no fabricas músculo, no quemas la grasa eficientemente y no sólo no adelgazas, engordas a la mínima que te saltas la dieta porque tu cuerpo está necesitado de nutrientes, guardará todo lo que pueda para sobrevivir a la hambruna voluntaria a la que le has acostumbrado. Y todo tu sacrificio a la hora de cerrar la boca delante del plato no servirá para nada en cuanto te permitas cualquier caprichito.

¿Qué hacer para adelgazar?
Hay que volver a poner el motor en marcha, empezar de cero e incluso puede que engordar un poquito para ganar masa muscular y poder comer más y mejor. Un plan de entrenamiento diferente, mezclando cardio y musculación y olvidándote de contar calorías durante un mes es la solución. Olvídate de la báscula y de la dieta, haz cinco comidas al día, elige alimentos sanos y no pases hambre. Cuando veas que ganas masa muscular, no te preocupes porque engordes algunos kilos, simplemente controla que no ganes grasa con una báscula especial para medir grasas. Una vez que hayas encontrado el punto de equilibrio entre comer bien y
no engordar verás que irás adelgazando y quemando grasacon el entrenamiento sin tener que pasar hambre.

SÓLO HACES DOS O TRES COMIDAS AL DÍA

¿A quién le pasa?
Puedes pasar sin comer mientras no te pongan comida delante de las narices. Sales de casa con un café y una manzana, aguantas sin comer hasta las 3 y te comes una ensalada y poco más, pero a la hora de la cena llegas a casa, te relajas y empiezas a atacar la cocina, devoras lo que te ponen en el plato, y no puedes resistirte al postre, chocolate y mucho más. Piensas que has comido tan poco que tu recuento de calorías se reduce a lo que comes en las dos horitas que pasan antes de irte a dormir, si hay que comer 1.500 calorías, seguro que no llegas en tan poco tiempo. Pero así no funciona el metabolismo. Comer mucho por la noche es una de las mejores formas de engordar, por la simple razón de que te vas a ir a dormir y no vas a quemar nada de lo que has comido a esas horas, simplemente lo digieres y lo guardas como grasa extra. Y mejor que no calcules cuantas calorías has ingerido en dos horitas, porque te sorprenderás cuando veas que superan las 2.500 sin haberte dado cuenta.

¿Qué hacer para adelgazar?

Empieza a desayunar y come cada tres o cuatro horas un tentempié sano. Verás cómo llegas a casa sin hambre y puedes cenar de forma ligera. Está demostrado que las personas que desayunan bien, con alimentos ricos en hidratos completos como cereales, pan integral, frutas, proteínas de carnes magras, lácteos desnatados, jamón, huevos o pescados y grasas sanas como el aceite de oliva, comen menos a lo largo del día y no engordan al cumplir años. Y encima son más felices porque ¿a quién no le alegra el día empezar
con un desayuno con fruta, yogur, pan con aceite, jamón y tomate y un té o café? Sólo necesitas madrugar 10 minutos ás y compensa.

FINES DE SEMANA DE CAPRICHO

¿A quién le pasa?
Tu alimentación es perfecta de lunes a viernes, y entrenas los cinco días, pero llega el ‘finde’ y descansar es obligado, y por supuesto salir, cenar fuera, beber copas, aperitivos, etc. Total ya lo quemas entre semana… pero algo va mal, porque el lunes pesas uno o dos kilos de más que tienes que quitarte con esfuerzo antes del viernes. Es la vida loca, te puede funcionar toda la vida, pero saludable no es, y se puede tener todo sin pasarlo mal.

¿Qué hacer para adelgazar?
Los fines de semana son para relajarse y disfrutar, pero si te gusta comer, compensa los excesos aprovechando los días libres para hacer deporte. Entrena sin excusas los fines de semana, es una penitencia agradable si escoges un ejercicio al aire libre, o vas en grupo o en pareja. Desde montar en bici de montaña, correr por nuevas rutas, participar en carreras populares, escalar, montañismo, incluso los bailes de sábado-disco-noche. Todo vale para que disfrutes después de un buen helado, o de la paella de tu madre. Eso sí, de copas, nada. E  alcohol se debe tomar con moderación, bien está una cerveza o una sidra de aperitivo o una copa de vino tinto en las comidas; pero las copas nocturnas no te ayudan, no sólo engordan, disminuyen el rendimiento y te quitan la salud.

ALERGIAS, ENFERMEDADES DIGESTIVAS Y DESÓRDENES METABÓLICOS

¿A quién le pasa?
Cada vez se descubren nuevos genes relacionados con el sobrepeso y la obesidad, así como algunas enfermedades metabólicas y desórdenes digestivos que predisponen a guardar grasa y echar barriguilla. Ahora está de moda culpar a las alergias e intolerancias alimentarias de los kilos de más, y la verdad es que algunos alimentos habituales como la leche o trigo, y otros más raros que comemos todos los días porque son bajos en calorías (como la lechuga) pueden ser responsables de la tripilla y los centímetros en la cintura porque resultan indigestos a algunas personas. Algunas enfermedades habituales que predisponen a obesidad como las enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño y osteoartritis, los cambios hormonales femeninos (adolescencia, menopausia, píldora anticonceptiva, síndrome premenstrual) suelen estar relacionados con cambios en la distribución de las grasas. También hay enfermedades más serias como el hipotiroidismo, que disminuye el ritmo metabólico y hace que quemes menos calorías. Y algunos desórdenes genéticos como el síndrome de Prader-Willi.

¿Qué hacer para adelgazar?
Si sospechas que tu problema de peso está relacionado con un problema médico, has de ir a una consulta de endocrinología para pedir consejo y poder realizar las diferentes pruebas para saber cuál es tu problema. Desde un simple test de alergia a un análisis de sangre para comprobar tus niveles de hormonas tiroideas, las pruebas médicas pueden ayudarte a encontrar la solución a tus problemas.

About Yei Evolution

Mi Nombre es Yeriel Velez, soy un blogger al que le encanta el Béisbol, la musica, la publicadad y el Marketing. soy estudiante de administracion. Contacto: elrankiao56@hotmail.com Sigueme en Twitter / Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *