Miércoles , 31 Mayo 2017
Home / 10 Curiosidades / Los 10 medicos mas peligrosos de la historia

Los 10 medicos mas peligrosos de la historia

Esta lista de 10 médicos mas malos de la historia de la medicina, debido a sus constantes fracasos al momento de curar, incluso las enfermedades más básicas.

1. Galeno de Pérgamo

Galeno de Pérgamo causó millones de muertes por la popularización de la Teoría de los Cuatro Humores (la creencia de que el cuerpo humano estaba lleno de bilis negro, la bilis amarilla, flema y sangre, y el estado de salud de la persona dependía del equilibrio de esos 4 líquidos).

Nunca vio el interior de un cuerpo humano, debido a que los romanos consideraban un sacrilegio la disección y escribió la mayoría de sus libros de anatomía basado en la observación y el razonamiento (y en la suposición).

2. Guy-Crescent Fagon

Luis XIV de Francia pasó todo su reinado convirtiendo a Francia en la potencia europea dominante, pero pasó sus últimos años como borracho, dando tumbos por Versalles, después de que Fagon lo pusiera en una dieta de vino para curar un pie gangrenado (que obviamente no funcionó).

Fagon luego eliminó la mayoría de los herederos de Luis XIV, en un intento de curar un brote de sarampión a través de sangrados y vómitos forzados.

Luis XV, un bebé para el momento, sobrevivió sólo porque su enfermera se negó entregarlo a Fagon. El reinado de Luis XV marcó una caída drástica en la popularidad y poder de los Borbones.

3. James Clark

La reina Victoria también tuvo un médico que ayudó a cambiar la historia del Reino Unido. Victoria y el príncipe Albert habían convertido la monarquía en un símbolo de moralidad, pero James Clark mató a Albert después de que le diagnosticó la fiebre tifoidea como un resfriado común. Victoria pasó el resto de su vida de luto.

Luego causó un gran escándalo (para los estándares de Victoria), cuando le diagnosticó un embarazo a Flora Hastings, una dama de honor soltera. Otros dos médicos no estaban de acuerdo, alegando que ella era virgen, pero Clark convenció a Victoria de que había encontrado otros nacimientos virginales en su tiempo. La reputación de Victoria se vio empañada cuando Flora Hastings murió y la autopsia reveló que tenía cáncer de hígado.

4. Francis Willis

En el siglo 18 se creía que la única manera de curar a los pacientes mentales era a través de la restricción y de los golpes, la idea era someter a los pacientes. Francis Willis legitimó este tratamiento al “curar” al rey Jorge III de la locura a través de la tortura y el uso de camisas de fuerza.

Se abrieron sanatorios imitando dicho procedimiento, promocionando incluso métodos más brutales, convirtiéndose en un negocio en auge.

5. Walter Freeman

El tratamiento de la enfermedad mental no había cambiado mucho desde los tiempos de Willis, hasta la introducción de las drogas en los años 50. Una década antes, Walter Freeman marcó el comienzo de uno de los períodos más oscuros de la historia de la psiquiatría, proclamado la lobotomía del “picahielo”, era un instrumento afilado que se insertaba a través de la cuenca del ojo para destruir los lóbulos frontales, declarando ser la cura para todo, desde la depresión a la hiperactividad los niños.

Se hizo muy popular, se realizaron más de 50.000 lobotomías, realizando Freeman más de 3.000. Freeman creía en la lobotomía, incluso después de haber sido desacreditado. Pasó sus últimos años visitando a sus víctimas, tratando de demostrar que se habían beneficiado de su trabajo.

6. William Arbuthnot-Lane

William Arbuthnot-Lane popularizó la colectomía (la extirpación quirúrgica de una parte o la totalidad del colon) porque creía que el colon era el órgano vestigial que causaba todos los problemas de salud. Se apresuraba a cortar partes del colon, incluso si el paciente presentaba dolencias menores.

Su influencia en los círculos reales provocó que la colectomía se convirtiera en uno de los procedimientos médicos más populares por un tiempo. No fue hasta que la Sociedad Real de Medicina en Londres lo desacreditó, que comenzó a promover un estilo de vida saludable, incluyendo comer mucha fibra para solucionar los problemas del colon.

7. Shirō Ishii

La Segunda Guerra Mundial fue un período en que la ciencia y la tecnología avanzaron a pasos agigantados, pero a un costo demasiado elevado. Shirō Ishii, un investigador medico japoneses, utilizó cientos de chinos, a quienes llamó “logs” en pruebas brutales.

Hacia mutilaciones para estudiar la pérdida de sangre, congelaba partes del cuerpo y luego las descongelaba, para estudiar los efectos de la congelación en el cuerpo humano, ataba bombas a sus víctimas, para probar su eficacia, practicó vivisecciones con seres humanos, etc.

Obligó a la mayoría de su personal a cometer suicidio después de que su unidad fuese inhabilitada, pero el personal acepto la inmunidad a cambio de sus investigaciones. Algunos creen que emigró a los Estados Unidos después de la guerra, pero nadie lo sabe realmente.

8. Josef Mengele

El alemán, y mejor conocido como la contraparte de Shirō Ishii, Josef Mengele, realizó experimentos extraños en los campos de concentración que van desde tratar de cambiar el color de ojos a través de inyecciones químicas, utilizar máquinas de rayos X para esterilizar a las mujeres, y la disección de bebés vivos.

Estaba obsesionado con los gemelos y una vez pasó una noche entera catalogando las partes del cuerpo de 14 gemelos gitanos, después de haberles inyectado cloroformo a sus corazones. Incluso supervisó e intento crear siameses, cosiendo a dos personas juntas (no funcionó.) Se escapó a América del Sur después de la guerra y murió mientras nadaba en Brasil.

9. John R. Brinkley

Brinkley, médico de un pequeño pueblo, popularizó la práctica de la implantación de testículos de cabra en los hombres después de que un agricultor se quejó de su libido. Brinkley recordó que las cabras eran especialmente viriles y sugirió la implantación de sus glándulas testiculares en el agricultor.

Nueve meses después del nacimiento del hijo del granjero, Brinkley se convirtió en uno de los médicos más populares de finales del siglo 19 hasta que su licencia fue revocada. El impulso libidinoso era totalmente psicológico, dado que el cuerpo simplemente absorbió las glándulas foráneas, pero la gente rara vez denunciaba a Brinkley, porque él decía que sólo funcionaba en los hombres inteligentes.

10. Edward Bodkin

Edward Bodkin fue arrestado en 1999 por realizar cinco castraciones sin tener licencia, iba a realizar su sexta castración, pero el hombre se arrepintió e informo a la policía que castraba a muchachos jóvenes.

Bodkin anunciaba sus servicios de castrador en revistas de fetichismo, con la condición que les permitieran vender videos del proceso. Mantuvo sus “trofeos” en tarros al lado de su nevera. Cuando el fiscal le preguntó por un motivo, él respondió: “No me puedo sentar aquí como un ser humano razonable y darle una respuesta inteligente para eso.”

About Kastro

WebMaster de @turankeo.com, Estudiante de Mercadotecnia, Diseñador Grafico, Fotógrafo Amateur, Si quieres saber algo mas de mi sígueme en twitter @kastro_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *