Home / 10 Curiosidades / 10 Falsos mitos sobre las heridas que arruinan tu salud

10 Falsos mitos sobre las heridas que arruinan tu salud

En cualquier momento y lugar, sin que a veces podamos prevenirlos, podríamos sufrir un accidente, que puede ser leve, moderado e incluso serio. Cuántas veces no nos ha pasado que vamos caminando por la calle y de repente, resbalamos y caemos, haciéndonos raspones en rodillas, codos e incluso en la cara.

Pronto trataremos de curar esas heridas siguiendo los consejos de nuestros más allegados o poniendo en práctica todos aquellos remedios caseros que nuestras madres nos enseñaron, muchas veces ignorando por completo si estamos haciendo las cosas bien o no.

1. No hay que lavar una herida. Esto es una absoluta y total mentira, ya que lo primero que se recomienda es limpiar la zona afectada con agua, pues recordemos que nuestro cuerpo está conformado en gran parte por dicho líquido y para curarse es precisamente lo que necesita, ya que ayudará a que cicatrice más rápido, además de que evitará el brote de una infección.

2. Es necesario lavarlas con jabón de sosa. El jabón de sosa es todo aquel que se utiliza en casa y que en teoría, son los más indicados para combatir a las grasas y bacterias; sin embargo, cuando éste entra en contacto con una piel lastimada, lo único que hace es alterar la flora de la misma, quitándole su acidez natural, misma que protege al organismo de adquirir infecciones,señala medicinatv.com.

3. Hay que curar con alcohol. Los antisépticos son aquellas sustancias químicas que se aplican sobre la piel con la finalidad de eliminar a ciertos microorganismos que podrían provocar una infección. El alcohol es uno de ellos y quizá, el más utilizado, aunque incorrectamente, ya que debe aplicarse en pieles que estén íntegras, más no con heridas, ya que lo único que hará es secar la piel y formar una costa, que por debajo de ella podría estar proliferando una infección.

4. El aire es bueno para curar heridas. La realidad es que lo mejor que puedes hacer es proteger la zona afectada con algún vendaje, pues al estar en contacto directo con el aire es más factible que un microorganismo se implante en la zona, lo cual podría desencadenar en una infección; además, cualquier roce inesperado provocará que esa herida vuelva a abrirse.

5. Que se forme costra quiere decir que la herida se ha curado. La costra sólo son depósitos de sangre coagulada y residuos de piel seca que el organismo forma para protegerse una manera natural. El problema es que éstas frenan el proceso de cicatrización y la herida tardará más tiempo en sanar, así que lo recomendable es lavar con agua fría de manera constante para evitar que se formen.

6. Las heridas pequeñas no necesitan de muchos cuidados. Por más insignificantes que no parezcan, todos lo cortes o incisiones en la piel necesitan ser atendidas para evitar a la postre una posible hemorragia, así como el dolor que pueden llegar a causar. Además, hay algunas que aunque parezcan pequeñas, necesitan sutura para sanar a la perfección y para que no queden marcas significativas a posteriori.

7. El Sol hace que cualquier herida se cure más rápido. Hay quienes creen que la herida “secará” y aliviará más pronto si se expone directamente al Sol la parte lastimada. Si hacemos esto, lo único que lograremos es que se inflame la zona por el impacto de los rayos y afectar el proceso de cicatrización. Lo mejor que puedes hacer es evitar al astro rey y ponerte bloqueadores solares de manera abundante.

8. Remedios caseros y pomadas ayudarán en el proceso. Cuando alguien se ha hecho una herida, siempre hay alguien que rápidamente aplica un menjurje o pomada para tratar de aliviar el malestar, sin saber que muchas de las sustancias que contienen podrían perjudicar el proceso natural de sanación.

9. Todas las heridas son iguales. Hay ciertos factores, tales como la edad, que determinarán el tipo de lesión, así como los cuidados que necesitará. Por ejemplo, los niños tienen a lastimarse frecuentemente, aunque es más sencillo que una herida les cierre pronto, mientras que los adultos o ancianos necesitarán de otras atenciones especiales para que éstas sanen lo más pronto posible.

10. Las curaciones a una herida se hacen una vez a la semana. La periodicidad para curar una lesión dependerá del tipo de la herida, así que lo mejor será que consultes con un médico.

About Yei Evolution

Mi Nombre es Yeriel Velez, soy un blogger al que le encanta el Béisbol, la musica, la publicadad y el Marketing. soy estudiante de administracion. Contacto: elrankiao56@hotmail.com Sigueme en Twitter / Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *