El 19 de julio de 2007, AMC estrenó en Estados Unidos el primer episodio de Mad Men, la serie que se convirtió en todo un suceso y en una de las producciones más importantes del nuevo siglo. La historia se traslada a los ’60 y muestra los diversos comportamientos de la sociedad estadounidense de ese entonces a través de la ficticia agencia de publicidad Sterling Cooper, enfocado en su director creativo Don Draper, interpretado por Jon Hamm.

A lo largo de sus siete temporadas (la última se estrenó en 2015), Mad Men recibió amplia aclamación de la crítica por su guión, actuaciones y autenticidad histórica, elogios solventados con 16 Premios Emmys y cinco Globos de Oro.

A continuación, revisamos 10 curiosidades sobre Mad Men:

1. Creación

Matthew Weiner, creador de la serie, escribió un borrador del episodio piloto en 1999 tras ganar en el programa ¿Quién quiere ser millonario? En 2002, el guionista le envió el texto a David Chase, creador de Los Soprano, para llamar su atención: quedó fascinado y lo contrató para participar en la serie de HBO.

“Estábamos buscando escritores, como siempre lo hicimos, y él apareció”, recordó Chase. “Me dijo más tarde que insistió en que lo aceptáramos.. leí lo de Mad Men y me reuní con él y fue contratado. Y luego, dos o tres años más tarde, tomó ese piloto y, al parecer, lo consiguió”, contó.

2. ‘Mad Men’, la hermana menor de ‘Los Soprano’

Weiner siguió trabajando en Los Soprano hasta la séptima y última temporada, que fue dividida en dos. El guionista aprovechó la pausa entre ambas partes para grabar el episodio piloto de Mad Men.

El estadounidense le pidió ayuda a varios de sus colaboradores en Los Soprano, como Alan Taylor, quien dirigió los dos primeros episodios de Man Men.

3. El piloto fue el único grabado en Nueva York

El primer capítulo de Mad Men es el único que fue grabado en Nueva York, donde se establece la serie. El resto, hasta el último emitido en mayo de 2015, fue rodado en Los Angeles.

4. La secuencia de títulos

La secuencia de títulos de apertura de Mad Men es una animación gráfica de un empresario que cae desde las alturas, rodeado de rascacielos con reflejos de carteles publicitarios y carteles de época.

Esta intro fue obra del estudio Imaginary Forces (Stranger Things, Vinyl, Jessica Jones, South Park), inspirado en el inicio de North by Northwest (1959) y en al afiche de Vertigo (1958), ambas películas de Alfred Hitchcock.

La canción se llama “A Beautiful Mine” y es una versión corta del tema creado por el DJ RJD2 para el álbum Magnificent City del rapero Aceyalone.

5. Existió un Don Draper

Al menos algunas partes de Don Draper se basan en una persona real: Draper Daniels, el legendario hombre de publicidad de Chicago que, mientras fue creativo jefe de Leo Burnett, inventó el Hombre Marlboro.

6. John Slattery quiso ser Don Draper

Hasta el estreno de la serie, John Slattery había participado en un algunas películas y series con papeles no tan importantes. Para la audición de Mad Men, sin embargo, se atrevió a postular para el rol de Don Draper.

“Jon Hamm dice que lo odié en secreto, y ni siquiera en secreto, pero … no, no lo odié, en el fondo. La cosa es, era evidente desde el principio lo irritantemente bueno que él era en ese papel”, contó Slattery, quien se quedó con el papel de Roger Sterling.

7. Y January Jones quiso ser Peggy

También la etapa de audición, antes de ser Betty Draper, January Jones hizo el casting para ser Peggy Olson. “Fui dos veces por Peggy. Matt me dijo: ‘Bueno, hay otro papel, pero no sé qué va a pasar con ella’. Él no tenía ninguna escena para mí, así que rápidamente escribió una pareja”, contó la actriz.

8. 250 mil dólares por una canción de The Beatles

Generalmente, los episodios de Mad Men terminaban con música creada especialmente para la serie por David Carbonara. En ocasiones, se escuchaba una canción de un grupo popular, como en “Lady Lazarus” (octavo de la quinta temporada), que incluye “Tomorrow Never Knows” de The Beatles.

Lionsgate, que produjo Mad Men, pagó 250 mil dólares por el uso de la canción a petición de Weiner. “Siempre sentí que la serie carecía de cierta autenticidad”, dijo el creador, “porque nunca podríamos haber tenido una grabación real de The Beatles actuando. No a alguien que cante su canción o una versión de su canción, sino a ellos, haciendo una canción en el programa”.

9. Cigarros y alcohol falsos

La ley de California prohibe fumar cigarrillo en los lugares de trabajo, por lo que los actores de la serie debieron ocupar cigarrillos a base de hierbas en su lugar. “Son repugnantes”, dijo Christina Hendricks (Joan en la serie) a Esquire.

Y el alcohol, bueno, tampoco es real. Jon Hamm bebía zumo de manzana marrón en lugar del Old Fashioned de Don, y John Slattery tomaba un poco de agua de cebolla en lugar de los martinis de vodka de Roger Sterling.

10. Glen el vecino es hijo del creador

Glen Bishop, el vecino escalofriante de los Draper que se obsesiona con Betty, fue interpretado por el hijo de Matt Weiner, Marten. “Fue la idea de uno de los escritores, Tom Palmer”, contó el creador de la serie, quien dijo que el joven hizo la audición como cualquier otro actor.

“Tenía una calidad tan inocente, despreocupada, no entrenada … Yo estaba como, ¿puedes decir si es bueno o no? Y mi director de reparto fue como, no lo hagas”, expresó.