Home / 10 cosas que nunca harías fuera de Facebook

10 cosas que nunca harías fuera de Facebook

Es curiosos como Facebook ha cambiado la vida de los seguidores de esta red social. No sólo a Mark Zuckerberg, su creador, sino a cada uno de los que exponemos nuestro día a día en ella. ¿Qué haríamos ahora sin Facebook? ¿Cómo nos enteraríamos de la vida de los demás? ¿Cómo hablaríamos de todo aquello que no nos atrevemos en la vida real?

Y es que si Facebook no existiera, habría muchas cosas que no haríamos. ¿Ya se te ocurrieron algunos detalles? Seguro bastantes, pero aquí te ayudamos a completar tu lista con 10 cosas que no harías fuera de Facebook.

1. Felicitar por su cumpleaños a gente desconocida. Muchos lo dicen en sus muros: ¡Gracias a Facebook por recordarles que es mi onomástico!  Y la verdad es que seguramente no tendríamos idea de quién cumple años en qué mes y en qué día si esta red social no nos lo dijera; así que terminamos felicitando al maestro de la escuela que nos agregó, al primo del amigo, al desconocido que te añadió por tener amigos en común, a la mamá de tu amiga y hasta a tus propios amigos que llegaste a olvidar la fecha de su nacimiento. ¡Feliz cumpleaños para todos!

2. Dar tus datos a gente que no conoces. Seamos honestos, que esté en tu lista de “amigos” en Facebook, no quiere decir que en verdad lo sea ni que se conozcan en la vida real, pero eso muchas veces no importa porque en lo que menos te fijas es en eso, ¿no? La confianza es abierta, por eso no nos importa mucho reportar las cosas que nos pasan, como que perdimos el teléfono celular y hemos cambiado de número, así que pedimos el de los otros a cambio. Pero, ¿estás seguro de a quién y a quién se lo das?

Ahora, si somos de aquellos que no estamos al pendiente de los cambios que tiene Facebook respecto a las cuestiones de privacidad, es posible que dejemos a la vista de todos, datos como nuestro teléfono, correo electrónico y algunas otras cuentas de redes sociales. Así que ¡corre! A la configuración de tu cuenta para asegurarte que sólo las personas correctas tengan tu información personal.

3. Gritar tus emociones. ¿Qué estás pensando? Te pregunta Facebook para que en tu “estado” pongas todo lo que sientes o simplemente quieres decir en ese momento, así que en la red social abundan las actualizaciones de estado donde dices que te sientes muy bien, que te sientes muy mal, que llovió y que te mojaste todo y que ahora estás deprimido, que odias a todos, que amas a todos, que… ¡todo lo que se te ocurra! ¿Acaso no has leído estados similares o algunos hasta embarazosos?

4. Mentir.  Con una computadora de por medio, cómo no sería fácil decir alguna que otra mentirilla. Puede ser que mientas diciendo que estás en lugar donde no estás, que estás muy feliz cuando no lo estás o incluso mentirle a otras personas para invitarlas a salir…. Pero, ¡aguas! Recuerda siempre tener mucho cuidado con la gente conozcas a través de Internet.

5. Hacerte fan de todo. ¡Parece un virus! Si alguien se hace fan, ahí van todos. Y  es que en Facebook hay espacio para que ames u odies lo que quieras, desde películas, música, actores, políticos, animales, personas… la lista es grande. Y tú, ¿de qué tanto eres fan?

6. No saludar a tus “amigos”. ¿Cuántos tienes en tu lista de Facebook? ¿A cuántos conoces en la vida real? Que sea parte de tu red social, no significa que sean amigos en la vida real, ni siquiera que se conozcan; o tal vez sí lo conozcas, pero fuera de Internet te paraliza si quiera pensar en saludar. Hagamos una prueba: ¿cuántos de tu lista de amigos en Facebook, verdaderamente lo son?

7. ¡Me gusta! ¿Todo te gusta? Según Facebook dice que sí, así que hemos aprendido a exclamar dicha frase para casi todo: fotografías, estados, imágenes, videos, chistes… lo que se te ocurra. Pero, en la vida real, ¿has escuchado a alguien exclamar ¡me gusta!? Seguro después de que Facebook nació.

8. Tener una granja.  A menos que de verdad te dediques a la agricultura, no todos tenemos una granja y nos dedicamos a ella, pero resulta que en Facebook, tener una virtual se convirtió en todo un éxito y todo mundo se la pasaba pidiendo zanahorias prestadas, vacas regaladas, puercos comprados… La euforia duró un buen rato, pero ahora son pocos los que siguen “cosechando”.

9. Escribir (no hablar) mal de tus jefe o compañeros de trabajo. Está claro que desde mucho antes que existiera Facebook, hemos tenido la tendencia a hablar mal de ciertas personas a sus espaldas (no lo niegues), pero es muy diferente hacerlo en una conversación privada a “gritarlo” a los cuatro vientos en el estado de Facebook. El problema está en que no falta quien haga llegar ese comentario al jefe o hasta que se te olvide que lo tienes agregado como “amigo”. Así que ten cuidado y procura no hablar o escribir de nadie en tu muro, pues podrías terminar sin empleo, como ya hay muchos casos.

10.  Presumir tus borracheras. Probablemente lo hacías con tus amigos en privado, pero desde que Facebook llegó, que es una especie de “chismógrafo”, ahora todos presumen de todo lo que hacen, aunque sea una borrachera. El problema está cuando compartes todo esto y tienes a ciertas personas a las que no te gustaría decirles dónde estabas, con quién y qué hacías, como tu familia.

La lista puede ser mucho más grande, por ejemplo: antes no anunciabas a cada rato tú estado civil, antes hacías invitaciones personales y no por Facebook, antes… salía con tus amigos en vez de sólo tener contacto por la famosa red social.

About Yei Evolution

Mi Nombre es Yeriel Velez, soy un blogger al que le encanta el Béisbol, la musica, la publicadad y el Marketing. soy estudiante de administracion. Contacto: elrankiao56@hotmail.com Sigueme en Twitter / Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *